LA AMAZONÌA VESTIDA DE NEGRO


El derrame de cerca de 600 barriles de petróleo reportado hace una semana en el distrito de Barranca, provincia de Datem del Marañón (Loreto), salpicó hasta la alta dirección de Petro-Perú. Ayer se confirmó la renuncia del presidente del directorio y gerente general de la empresa, Germán Velásquez Salazar. La ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, informó que Velásquez puso su cargo a disposición el martes en la noche tras comprobarse que la empresa petrolera había bombeado crudo sin autorización en el Oleoducto Norperuano.

Todo empieza el 25 de enero, cuando se desató una fuga de crudo de petróleo en el Oleoducto Norperuano de Petroperú, que está ubicado a la altura del kilómetro 441 de la conexión del río Chiriaco, en Villa Hermosa, distrito de Imaza, provincia de Bagua en Amazonas.

“El derrame se produjo en el oleoducto norperuano de la estatal Petroperú, a unos tres kilómetros del río Chiriaco, afluente del Marañón”.
“El derrame de unos 2.000 barriles de petróleo ocurrido el pasado 25 de enero en la región Amazonas se esparció a causa de las lluvias y ya llegó hasta el río Marañón […]”.

Un segundo derrame se llevó a cabo en la zona de Morona, en Loreto.

“El derrame de petróleo en la zona de Morona en la provincia de Datem del Marañón (región Loreto), viene afectando a diez comunidades y aproximadamente tres mil 500 personas, así lo informó el presidente del barrio central de Puerto Alegre, Arnaldo Acha“.

Al alcalde desde luego, este fue su veredicto:



El derrame de petróleo no solo daña gravemente a la naturaleza, sino también afecta directamente a las personas que viven del río. El reportaje de Cuarto Poder realiza un primer cálculo. 

“El derrame o como quieran llamarlo no solo ha afectado las quebradas y los ríos de estas dos zonas del país, también los cultivos de los agricultores del lugar. Los afectados alcanzarían en esta primera etapa a 8,000 personas en las dos regiones según estimados de voceros locales”.



Son dos versiones las que intentan explicar este desastre. La versión de Germán Velásquez, presidente del directorio de Petroperú, nos dice que ambos derrames habrían sido por causas ajenas a la empresa estatal. 

“[El derrame de petróleo] ha sido provocado, de acuerdo con los informes de los expertos en el lugar, por un desplazamiento de la montaña (ocasionado) por lluvias y por efectos de la naturaleza y ha empujado al oleoducto y lo ha fisurado”.
“En el caso de Mayuriaga es diferente. Una de las primeras versiones que recibimos fue de un profesor de la zona que manifestó que un rayo había caído sobre el oleoducto“.

Sin embargo -como era de esperarse- la explicación del Ministerio del Ambiente contradice totalmente las versiones del presidente del directorio de Petroperú. Para el MINAM, las causas de este derrame se deben únicamente a la antiguedad del oleoducto (que tiene más de 40 años) y el haber obviado algunos planes de seguridad.

“Según el Ministerio de Ambiente, Petroperú no completó el plan de adecuación que lo obligaba a instalar monitores inteligentes dentro de los ductos con el objetivo de identificar cualquier daño potencial en sus estructuras”.

Se trata del tercer derrame en el Oleoducto Nor Peruano que se registra en lo que va del año. Hace menos de seis meses, las zonas de Chiriaco (Amazonas) y Morona (Loreto) sufrieron graves daños ambientales por derrames el 25 de enero y el 3 de febrero, respectivamente.

Por ello, han iniciado un proceso de investigación a fin de determinar las causas y responsables del nuevo daño ecológico.



“Una vez llegado a la zona se coloca una grapa en el punto de ruptura a fin de evitar que continúe saliendo el petróleo. Una vez colocada la grapa se empieza a trabajar consolidando el petróleo derramado en barreras de contención. Una vez ya confinado en estas “piscinas artificiales“, que se crean para confinar el petróleo, se procede a la recolección”.



OPINIÓN PERSONAL

Aunque sea culpa  del jefe, de repente sì, de repente no, esta claro que alguien, tuvo la negligencia suficiente para que algo asì ocurra, no solo causando perdidas econòmicas, sino afectando la vida de las personas que residen ahí. SE LE DEBE CAPTURAR y sancionar como mejor sea posible.

El presidente de la petrolera estatal Petroperú renunció por el derrame de crudo que afectó a 435 personas y contaminó terrenos de cultivo en la provincia de Datem Marañón, región amazónica de Loreto, anunció el jueves la ministra peruana de Energía y Minas, Rosa María Ortiz.

"Se ha comprobado que Petroperú realizó bombeo del crudo por el Oleoducto Norperuano, en el kilómetro 213, lo cual significa una grave inconducta y una infracción a lo que había dispuesto el Organismo Supervisor del ministerio de Energía y Minas respecto a que las operaciones quedaban suspendidas desde el 16 de febrero, por dos derrames ocurridos a inicios de año", dijo Ortiz, según una nota del ministerio.


La ministra aclaró que la renuncia del presidente de Petroperú, Germán Velásquez, no excluirá la investigación y procesos administrativos sancionadores a los funcionarios que resulten responsables del bombeo no autorizado.

El derrame de petróleo no llegó al cauce del río y los trabajos de contención ambiental se vienen realizando en la zona, precisó la ministra.

Por su parte, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) del ministerio del Ambiente, informó que "la fuga del crudo se produjo por una falla de un ducto ubicado a una profundidad de 2,2 metros en terreno seco y arcilloso".

“Es una falta muy grave y sin perjuicio de ello (la renuncia) se establecerán las responsabilidades para saber qué empleado autorizó el bombeo”, dijo la ministra de Energía y Minas. Fueron aproximadamente 600 los barriles de petróleo que afloraron en el kilómetro 213+300 del Oleoducto Norperuano causando una contaminación en el suelo de una profundidad de 15 centímetros.

De momento, un miembro del directorio de Petro-Perúasumirá el cargo de manera interina, ello hasta que se reúna la junta de accionistas, que está integrada por el ministro de economía, Alonso Segura y la propia Rosa María Ortiz.

Ortiz señaló que desde el año pasado se ordenó la reestructuración de Petro-Perú. No obstante, este año se han registrado tres derrames de petróleo. Agregó que se hará una revisión integral del ducto para evitar nuevos derrames.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Temperamentos

Temperamentos 2

Temperamento 4